El pantenol es un componente bien conocido de muchos cosméticos para el cuidado de la piel. Se produce de forma natural en nuestra piel, por lo que se tolera muy bien. El pantenol no causa irritación, es más, se considera muy suave y altamente efectivo al mismo tiempo. ¿Cuáles son sus propiedades y cómo utilizarlo? ¡Vamos a descubrirlo! 

¿Qué es exactamente el pantenol?

Pantenol (dexpantenol, D-Pantenol) también conocido como provitamina B5. Es un derivado de la vitamina B5, o ácido pantoténico, una sustancia que se encuentra naturalmente en la piel, el cabello y las uñas. La deficiencia de esta vitamina puede resultar en descamación de la piel y aceleración del encanecimiento del cabello. Si queremos evitarlo o aliviar los síntomas, entonces adelante, usa pantenol. La sustancia penetra en las capas más profundas de la piel, el cabello y las uñas, y se transforma en ácido pantoténico. También vale la pena recordar que el pantenol existe en dos formas: L y D; solo este último se transforma en ácido pantoténico en la piel. El D-pantenol es un líquido espeso, viscoso y aceitoso que necesita ser procesado antes de que se convierta en uno de los ingredientes de cosméticos. Es por eso que las soluciones de agua de pantenol se utilizan en productos para el cuidado de la piel.

Pantenol y sus propiedades

La acción del pantenol es realmente efectiva. Afecta al cabello, a la piel y a las uñas:

  • proporciona alivio y regeneración: acelera la cicatrización de las heridas y los daños menores en la piel, ayuda en el tratamiento de quemaduras y cicatrices;
  • hidrata la piel: la suaviza y la deja elástica, previene la pérdida de agua a través de la epidermis;
  • refuerza la barrera hidrolipídica epidérmica: la piel está hidratada y deja de descamarse;
  • mejora la estructura del cabello: espesa, fortalece, pule, suaviza y previene la rotura de las puntas;
  • regenera el cuerpo ingueal: refuerza y previene daños;
  • proporciona cualidades antiarrugas: alisa las arrugas, suaviza, hidrata y reafirma;
  • no es comedogénico: no obstruye los poros de la piel;
  • se puede utilizar en las membranas mucosas; tiene un efecto regenerador, calmante e hidratante;
  • tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Pantenol: uso

El pantenol se utiliza en muchos cosméticos para el cuidado de la piel, el cabello y las uñas, por ejemplo:

  • bálsamos, cremas para después del sol: gracias al contenido de pantenol, aceleran la formación de melanina, protegen la piel contra el enrojecimiento, la picazón y la descamación;
  • champús y acondicionadores capilares: suavizan, pulen, fortalecen, espesan, hidratan, actúan contra la caspa y estimulan el crecimiento del cabello;
  • cremas de manos y uñas: el pantenol alisa, regenera, fortalece y previene el resquebrajamiento;
  • esmalte de uñas: reconstruye el cuerpo ungueal dañado por la manicura frecuente y lo protege contra los efectos nocivos de los esmaltes y los factores externos (detergentes);
  • cosméticos para pieles sensibles: apoyan el tratamiento y la regeneración de la piel después de tratamientos dermatológicos menores;
  • gotas para los ojos y lentes de contacto: apoyan los procesos de regeneración de la córnea, hidratan los ojos y los protegen de la sequedad, el cansancio y la irritación;
  • gotas nasales: cuida la mucosa nasal dañada durante un resfriado o una alergia.

¿Cómo usar el pantenol?

Se debe aplicar un cosmético con pantenol (generalmente en espuma) sobre la superficie de la piel dañada una o varias veces al día. Agita bien el envase antes de cada uso y, luego, ciérralo con cuidado. Si el producto se usa en la cara, asegúrate de que no te entre en los ojos, la boca o la nariz. El pantenol debe rociarse en la mano y luego aplicarse en la piel. Es muy poco probable que cause alguna reacción alérgica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *